Desarrollo sustentable

El desarrollo sustentable: Una medida para combatir el Calentamiento Global

Seguramente has escuchado este término en más de una ocasión, y es que cada día es más preocupante la situación que se vive con respecto a las grandes catástrofes que ocurren en el mundo. No obstante, aún no somos capaces de comprender la magnitud que engloba el referirnos al “desarrollo sustentable“, así como cuales han sido los antecedentes de este concepto.

Para comenzar, es importante considerar el término “desarrollo”, ya que éste siempre guarda una relación estrecha con los asentamientos humanos e incluso en ocasiones se utiliza como sinónimo de: progreso, avance, éxito, crecimiento económico etcétera.

Por otra parte, el desarrollo sustentable surge a manera de paliativo para contrarrestar los gravísimos desastres naturales que han aceptado nuestro planeta durante los últimos tiempos. Cabe señalar que el desarrollo sustentable, no es de ninguna manera, un mecanismo de coacción entre el hombre y la naturaleza. Más bien, corresponde al primero todo el porcentaje de responsabilidad para tratar de “curar” en la medida de lo posible al medio ambiente.

Ahora es conveniente hacer una pausa histórica para entender de mejor manera el contexto de su surgimiento. A fines de los años sesenta fue realmente cuando comenzó a darse la preocupación de las personas por el creciente deterioro ambiental de nuestro mundo. Principalmente impulsado por el sector científico, quienes alzaron la voz durante la conferencia de la Organización de las Naciones Unidas celebrada en Suecia, en el año de 1972. Ahí se exigió que se creara el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Aunque dicho programa en un inicio tuvo muy poco apoyo financiero, sentó las bases necesarias para que se comenzaran a resolver algunos de los problemas globales más importantes de su época. Estos esfuerzos, posteriormente se vieron reflejados en la firma del Protocolo de Montreal, del cual ya hablamos en un tema anterior.

El primer boceto (por llamarlo de alguna manera) de lo que a la postre sería el concepto de desarrollo sustentable, fue el “eco-desarrollo” que a su vez recogía los preceptos siguientes:

  • Aprovechar al máximo los recursos naturales de cada país para el consumo interno.
  • El hombre es el elemento más valioso de la naturaleza, por ello debe procurar siempre estar al pendiente de ella.
  • Uso racional de los recursos naturales, para evitar su agotamiento en un futuro cercano.
  • Optimizar los procesos de producción (recolectar los materiales de desperdicio e intentar darles un uso. Por ejemplo: utilizar ciertos elementos desechados como fertilizantes).
  • Reducir el consumo de energéticos, principalmente los hidrocarburos (las gasolinas y demás combustibles fósiles).
  • Establecimiento de autoridades que vigilen el cumplimiento de normas de carácter ecológico.

Pese a que “eco-desarrollo” tuvo una buena acogida en los países de primer mundo, la situación fue muy diferente en las naciones que se encontraban en vías de desarrollo. Ya que por ejemplo en muchos países sudamericanos, se impulsaban (inclusive algunos lo siguen haciendo hoy en día) medidas anti ecológicas como es la tala indiscriminada de árboles, promoviendo la deforestación en pro del “bienestar económico”.

Años más tarde, en 1983 se creó la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Dicho organismo estaba dedicado a realizar un análisis sobre las condiciones ligadas al medio ambiente y al desarrollo económico. Este ejercicio término cuatro años más tarde con la publicación del escrito llamado “Nuestro Futuro Común”. Dentro de este documento se destacaba sobre todo el grado de deterioro del ambiente, así como la necesidad de modificar patrones de conducta que permitieran el revertimiento de varios fenómenos dañinos. Para ello, se establecieron una serie de normas sobre las cuales la sociedad debe fundamentarse:

  • El hombre debe satisfacer sus necesidades básicas (vestido, vivienda, salud y alimentación).
  • Se debe limitar lo más posible, el uso de los recursos naturales no renovables, para evitar desequilibrios dentro de los ecosistemas.

Sin embargo, no fue sino hasta la Conferencia de Río de Janeiro, también conocida como Cumbre de la Tierra, celebrada en 1992 donde se definió con toda claridad el término de Desarrollo Sustentable: “el desarrollo sustentable es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras también puede satisfacer sus propias necesidades”.

Como punto final, dejamos algunos aspectos que pueden ayudar a evaluar la sustentabilidad de las actividades realizadas por el hombre:

  • Buscar otras formas, así como materiales de producción (sobre todo en materia industrial).
  • Aprovechamiento adecuado y racional de los bienes con que cada persona cuenta.
  • Tratar de causar el menor impacto negativo, dentro del medio ambiente que nos rodea.

Desarrollo Sustentable

Un pensamiento en “Desarrollo sustentable

  1. Pingback: Metas a cumplir utilizando el desarrollo sustentable | Calentamiento Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comments links could be nofollow free.